El envejecimiento

En el envejecimiento confluyen tres factores.

  • El proceso natural de envejecimiento que afecta a las distintas capas de la piel y que es común a todas las personas. La actividad de la dermis se reduce; su grosor disminuye en un 20% y se produce una transformación de los sus componentes (ácido hialurónico, colágeno y elastina). La membrana basal se aplana, se ralentiza el recambio celular epidérmico y el estrato córneo resultante es mucho más grueso y permeable. Esto se acompaña de los daños celulares que se producen a diario, del acortamiento de los telómeros, de la disminución de la renovación proteica, de la disfunción de las mitocondrias, del agotamiento de las células madre y de la disminución de la comunicación celular.

  • La genética y la epigenética. La genética produce un envejecimiento específico de cada uno de nosotros. Una persona tiene más flacidez, otra la piel es más fina, otra acné… Pero los últimos descubrimientos científicos hablan de la Epigenética. Nuestra forma de vivir afecta a la información celular haciendo que ciertos genes se expresen o se silencien, acelerando o frenando el envejecimiento.

  • El proceso de envejecimiento producido por los climas y las estaciones: el sol, el frío, la lluvia… que afectan a la piel.

El Método Cronocelular es nuestra respuesta para el tratamiento del envejecimiento.

Está constituido por tres programas:

Aunque el envejecimiento es inexorable, nuestro Método Cronocelular que combina un producto basado sobre la Ciencia Natural Epigenética, diferentes técnicas no invasivas (Maderoterapia, Crioterapia, Cromoterapia) y un pensamiento Good Aging Skin Care, te va a permitir intervenir sobre la longevidad con excelentes resultados.